Dejá de lado ideas complicadas, con estos simples elementos animarás la velada.

Muchas son las tácticas que realizan algunos para calentar una relación o dar el primer paso sexual con una persona. Desde comer ostras hasta los masajes con aceite, cosas que pueden terminar siendo contraproducentes.

Desde el punto de vista científico, hay varias cosas que podés usar a modo de afrodisiaco y que son fácilmente accesibles para cualquiera.

Las 5 técnicas

El miedo: dejá de lado las cenas o los paseos románticos por algún lindo lugar de la ciudad. Lo ciertos es que si querés mejorar tu vida sexual nada mejor que practicar un deporte extremo y ver una película de terror.

Desde el punto de vista médico, el bombeo de adrenalina después de estar en una situación extrema hará que ambos se atraigan más. “Cuando estás haciendo algo emocionante, tu corazón está acelerado y tu sistema nervioso está activado, al igual que si estuvieras excitada”, explicó una especialista.

El vino tinto: si tu intención luego de una salida es terminar en la cama, un buen vino puede ser de gran ayuda. Según un estudio, las personas que beben una copa de tinto al día reportan niveles de deseo sexual más altos.

Según investigadores, los altos niveles de polifenol, un tipo de antioxidante, en el vino tinto, ayudan a que los vasos sanguíneos se ensanchen, aumentando el flujo de sangre a las áreas clave de excitación.

El contacto: a pesar de que tocarse las manos pueda parecerte cursi, podría servir de afrodisíaco. “Incluso los más pequeños actos de tocar a tu pareja liberan oxitocina, una hormona que pueden aumentar la cercanía y la excitación”, aseguró el director de Medicina Sexual en el Hospital Alvarado de San Diego,

El especialista, agrega que el truco se encuentra en la espontaneidad. Esa emoción inesperada es lo que impulsa a tu cuerpo a bombear oxitocina y otros neurotransmisores relacionados con la sexualidad.

Vestirse de rojo: según un estudio de la Universidad de Rochester el color ardiente es el ideal para poner de ánimos a una mujer. “El rojo es una señal de poder, y eso excita a las mujeres”, explicaron desde el estudio.

El olor: puede parecer contraproducente, pero el aroma que deja el gimnasio podría aumentar la libido del sexo femenino. Este olor puede aumentar el nivel de cortisol, la hormona del estrés, aumentando el deseo sexual.

Compartir

Comentarios