Lo dijo Silvia Rodríguez, tía de Marina de los Ángeles Rodríguez, la joven que murió tras ser atropellada y abandonada en Yerba buena junto a su hermana, Valentina, que se encuentra internada a la espera de una nueva intervención quirúrgica. La víctima fatal tenía dos hijos y estaba embarazada. El conductor se encuentra detenido.



Marina de los Ángeles Rodríguez murió el miércoles 23 de agosto, tras cuatro días de agonía. La joven de 29 años -que tenía dos hijos y estaba embarazada- había sido embestida por una camioneta el sábado 19 a la noche, en Yerba Buena, cuando viajaba con su hermana, de 13. El conductor, Bernardo Pastorino, se encuentra detenido; sin embargo, llegó a la fiscalía un pedido para que sea liberado.

Silvia Rodríguez, tía de la joven, habló con LV12 y contó el drama que atraviesa la familia tras la pérdida de Marina. 

"Marina estaba embarzada de ocho semanas y dejó dos niños: Facu de 12 años y Morena de 5. Ella era una chica que era para todos, ella era madre y padre para sus chicos, era el sostén de su familia", contó la mujer.   

Respecto a cómo sucedió ese trágico hecho, dijo desconocer detalles del accidente. No obstante, indicó que por lo que cuentan los testigos, la versión que señala el conductor de la camioneta no coincide con la verdad.

"No sabemos cómo ocurrió el accdiente, pero lo que declaró él creo que está lejos de lo que dijeron los testigos. Sabemos que Marina venía doblando por Lanzas hacia Solano Vera y él cruzó de carril a fuerte velocidad, la atropelló y se fue y las dejó tiradas y nunca paró", relató. 

Asimismo, agregó que "un hombre llegó, vió todo y vino a la casa de mi cuñada, le dio la noticia. Sabemos que la socorrieron, pero no sabemos el nombre de la persona que lo hizo. El accidente ocurrió más o menos a las 22.30 del sábado cuando Marina se iba buscar unas golosinas porque iban a hacer una fiestita por el Día del Niño cuando ocurrió el accidente", añadió.

En cuanto a lo manifestado por la defensa de Pastorino, que sostuvo que "él se presentó al otro día de la colisión y nunca negó que manejaba la camioneta. Incluso le dijo a la Policía adónde estaba el vehículo para que lo secuestraran. Ante la Justicia declaró que va a colaborar con todo lo que sea necesario y quiere ser muy respetuoso con la familia de las víctimas, porque se encuentra apenado por lo que ocurrió”.

"La familia siente mucha impotencia porque se dicen muchas cosas que no son. Yo tengo entendido que él no se presentó al otro día, sino a los dos días, la familia está mal porque Marina era todo, dejó dos hijos y en las redes sociales también dicen muchas mentiras. Queremos que se haga justicia por Marina. Todos estamos mal por el daño que causó. Pido que se haga justicia por mi sobrina. Además, nunca tuvimos noticias de la familia de él como para decir que él se haya arrepentido", manifestó Silvia.  

En cuanto a la salud de Valentina, contó que "presenta quebraduras en ambas piernas y está esperando ahora por otra operación en el hospital de Niños" 

G.I

Compartir

Comentarios