Lo que ocurrió en Brasil ha impactado a todo Porto Alegre por la crudeza del crimen que dio a conocer la policía en los últimos días.

Los primos Victor da Rosa, de 22 años, y Wagner da Rosa, de 17, fueron obligados a cavar su propia tumba antes de ser ejecutados a disparos, quemados y enterrados, según señala Estadao.

En imágenes que entregó la Policía Civil de Porto Alegre, se ve a dos personas cavando, mientras otro sujeto los amenaza con un arma y una escopeta. La policía además informó que aparecen otros dos hombres, pero ninguno ha sido detenido.

“Pueden quedarse tranquilos que después del primer tiro no les va a doler”, les dice el criminal que los vigila. Poco después, los primos aparecen ya tirados en el fondo del pozo y reciben más de diez tiros por parte de tres hombres armados.

Los asesinos también arrojan sus pertenencias al foso y rocían sus cuerpos con gasolina antes de prenderlos fuego. El hecho ocurrió el 25 de agosto y los cuerpos fueron descubiertos carbonizados el 28, luego de que comenzara a circular el video.

La principal teoría de los uniformados, es que se trataría de un ajuste de cuentas entre facciones que se disputan el tráfico de drogas.

“NO ES BROMA”
En las imágenes, uno de los criminales afirma pertenecer a la facción Anti-Bala del PCC (Primeiro Comando da Capital), una de las bandas criminales más poderosas de Brasil.

“Aquí está el PCC, somos Anti-Bala, esto es para que vean que no es broma, está claro. Están haciendo la fosa donde van a morir”, dice un joven.

Compartir

Comentarios