Según un estudio europeo los mejores mejores amantes son aquellos hombres que beben cerveza con regularidad.

Una cerveza puede representar mas que el simple hecho de ingerir una bebida o tomar alcohol hasta subir el tono de alegriía. Tomar un cerveza puede ser motivo de juntarse con amigos, conseguir esa cita tan anseada con alguien que deseas hace tiempo o simplemente compartir de tomar algo con tu familia.

Las rubias, negras o rojas y al parecer beneficia la sexualidad masculina. Un estudio publicado en la European Journal of Epidemiology sostiene que la cerveza aumenta la resistencia sexual de los hombres y los convierte en "mejores" amantes, básicamente porque combate la impotencia, la eyaculación precoz y les otorga más resistencia en el momento del acto. No es poca cosa, ¿no?.

"Beber cerveza con cierta regularidad ayuda a reducir la eyaculación precoz" confirmaba la sexóloga Kat Van Kirk en su último libro The Married Sex Solution: A Realistic Guide to Saving Your Sex Life. Además de hidratos de carbono, vitaminas, fibras, proteínas y minerales como el silicio, potasio, magnesio y sodio, el lúpulo contiene gran cantidad de fitotesgrogenos u hormonas de origen vegetal, como el poderoso 8-prenilnaringenina (8-PN) que ayudan a esos fines especìficos. Respecto de la resistencia, según una investigación quienes consumían cerveza negra o tostada en dosis lógicas podrían reducir hasta un 31% el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, esto debido a que los extractos de malta y lúpulo usados en su elaboración contienen niveles de hierro más alto, confirma otro ensayo divulgado tiempos atrás en el Journal of the Science of Food and Agriculture.

Eso sí, antes de comenzar el acto sexual, procurá desalojar toda la cerveza de tu cuerpo así evitar interrupciones incómodas y vergonzosas. (La Nación)

G.A.

Compartir

Comentarios