Ocurrió pasadas las 7.30 y fue protagonizado por dos Fiat Siena, uno color blanco y otro color negro. Según las primeras versiones, el de color blanco habría embestido al de color negro lo que habría provocado su vuelco. Afortunadamente el siniestro no pasó a mayores. Solamente la conductora del vehículo que sufrió el choque tuvo que ser trasladada del hospital Padilla por una crisis nerviosa.

G.I

Compartir

Comentarios