El diputado nacional sostuvo que "el gobierno nacional ha tenido las ganas de entender que los que reclaman las organizaciones es parte de la realidad". El parlamentario negó la adjudicación de un bono de $4500. Por otra parte, cuestionó la implementación de la "billetera virtual"


 El gobierno nacional y los movimientos sociales encauzaron el diálogo en torno a la plena implementación del presupuesto previsto en la ley de Emergencia Social, votada en diciembre del año pasado, luego de un encuentro que mantuvieron ayer por la tarde en el Ministerio de Desarrollo Social.

Al respecto, el diputado nacional de libres del Sur, Federico Masso, calificó de "positivo" el encuentro, teniendo en cuenta que "ha posibilitado que las organizaciones sociales dejen de lado algunas medidas de fuerza y creo que el gobierno nacional ha tenido las ganas de entender que los que reclaman las organizaciones es parte de la realidad. La Ley de Emergencia Social es una ley que fue aprobada por unanimidad en el Congreso y al día de la fecha se había implementado solamente el 38 por ciento", explicó. 

En este marco, indicó que "el compromiso del gobierno es implementar la totalidad  de lo que resta de ese 62 por ciento entre los meses de octubre, noviembre y dicimebre, con lo cual creemos que en esos meses va a ser importante para sus ingresos"

El parlamentario destacó que "en la primera parte de la implementación de la Emergencia Social 511 mil argentinos salieron de la indigencia. Esto es lo que debe motivar a una total implmentación", subrayó. 

Consultado sobre la posible entrega de un bono de 4500 pesos, respondió que "eso es algo que no se habló. Lo que se habló es la plena implementación de la Ley de Emergencia Social, y por otro lado empezar a discutir el tema de la Emergencia Alimentaria, que es algo que nos aflige y el compromiso fue que en los próximos días empiecen a trabajar los distintos equipos para poder paliar un 43% de mal nutrición que hay en las zonas vulnerables de nuestro país", señaló. 

Por último, opinó sobre la creación de de la "billetera virtual", a partir de la cual se realizará la acreditación en los celulares de algunos beneficios sociales. "Me parece que hoy por hoy lo que hay que pensar es de qué manera aumentamos el ingreso y generamos, en el camino del trabajo genuino, la devolución de la dignidad de tantos argentinos que la están pasando mal. Muchas veces estos sistemas cuestan dinero al Estado y me parece que no es una cuestión tan necesaria la cuestión virtual porque la verdad que no hay nada para ahorrar. La verdad que hay cosas que hay que pensarlas, teniendo experiencia en lo que significa donde está la pobreza estructural y de qué manera llegar a esos argentinos que hoy necesitan", argumentó. 

G.I

Compartir

Comentarios