Policías de la vecina provincia llevan juguetes a "Jerónimo", un niño fantasma, para que no los moleste. También hablan de otros casos.

Vecinos de San Juan aseguran estar siendo acechados por fantasmas. Las presencias se habrían sentido en la Comisaría de la Mujer, el cementerio y un juzgado de la capital provincial. 

En la comisaría, los efectivos contaron que sienten la presencia de un niño al que, incluso le llevan juguetes para que no los moleste. La sede policial está ubicada en el barrio Edilco, en donde hace mucho ahorcaron a un niño de nombre Jerónimo, que sería el espíritu que aún ronda por la zona. 

En el juzgado, la gente dice haber visto a una mujer que en las noches mueve los muebles, los trabajadores sienten ruidos de pisadas y algunos aseguran que han sentido que los roza.

Y en el cementerio San Miguel de Rawson, se han comenzado a oír susurros en las puertas de los mausoleos, sombras que corren por los pasillos y  hasta un supuesto duende que aparece en las noches, de acuerdo con lo que publicó el sitio Cadena3.

Compartir

Comentarios