El chino Wu Jingui dijo que no utilizará a Carlitos porque no está en forma: “No elijo a los jugadores por su reputación”.

El paso de Carlos Tevez por el fútbol chino no está cumpliendo con las expectativas que había generado. Llegó a comienzos de año por una fortuna, convirtiéndose en el futbolista mejor pago del mundo, pero todavía no pudo responder dentro de la cancha.

 

Estuvo mucho tiempo lesionado y, cuando jugó, no pudo marcar la diferencia. Marcó solo 2 goles en 15 partidos y su equipo tampoco consigue buenos resultados: no pudo clasificar a la Champions League asiática y está en el 12° puesto (sobre 16 equipos) en la Superliga local. Tras 23 partidos jugados, el Shanghai Shenhua está a 8 puntos de la zona del descenso.

A comienzos de esta semana, el uruguayo Gustavo Poyet renunció a su cargo de entrenador y el chino Wu Jingui fue nombrado DT interino hasta el final del año. Este miércoles, el nuevo director técnico avisó que, por ahora, no tendrá en cuenta al Apache: “Va a ser informado de mis planes tácticos pero no lo voy a utilizar en este momento. No está preparado desde lo físico, no está en forma para jugar”.

Wu explicó: “Está con sobrepeso, igual que Guarín (Fredy). Tengo que hacerme responsable del equipo y los jugadores. Si no estás en condiciones de dar el máximo, no tiene sentido que te ponga en la cancha. He dirigido ha muchas grandes estrellas y nunca elijo a los jugadores por su reputación”.

De esta forma, tanto Carlitos como el volante colombiano se perderían el próximo partido, cuando el Shenhua visite al rival de la ciudad, el Shanghai SIPG, que está en el segundo puesto de la tabla, tiene a los brasileños Oscar y Hulk como figuras y es dirigido por el portugués André Villas-Boas.

Compartir

Comentarios