Será el miércoles. La fiscalía quiere que en el territorio los mapuches digan cómo fue el operativo de la Gendarmería.

 

Las contradicciones e idas y vueltas en la causa son tantas que la fiscal que investiga la desaparición de Santiago Maldonado ordenó que el miércoles próximo los mapuches participen de una reconstrucción y cuenten en el lugar qué pasó el 1º de agosto, cuando dicen que vieron por última vez al artesano.

Hay un punto de coincidencia: los testigos mapuches dicen que vieron a Maldonado en el río Chubut. El primero que declaró dijo que vio cómo se lo llevaban en una camioneta de la Gendarmería y aseguró que lo distinguió porque usó binoculares. Cuando le preguntaron qué binoculares, contestó que los perdió. Otros dijeron que la Gendarmería arrastró a Maldonado.

Además, en las últimas horas declararon varios gendarmes, unos dijeron que vieron o escucharon que uno de ellos le tiró un "piedrazo por la espalda" a un manifestante. Los mapuches aseguraron que ninguno de ellos recibió la pedrada. ¿Fue Maldonado? ¿Estaba herido y cayó al río?

Para despejar impresiones y discursos que se contraponen, la fiscal Ávila ordenó una reconstrucción del hecho, pero por ahora, sólo con los mapuches. Será el miércoles próximo en el lugar donde se centra la investigación: el río Chubut. El miércoles hubo allanamientos en la zona por un movimiento de tierra, pero no se encontró nada.

Para esta mañana se espera un resultado clave: los resultados de las pericias en los celulares de los gendarmes. En un informe interno de la Gendarmería, que ya tiene en su poder el juez Guido Otranto, uno de los gendarmes reconoce que le tiró una piedra a un manifestante. Además, otro gendarme dijo que disparó una bala de goma que le pegó al costado a uno de ellos. Otra vez: ¿Era Maldonado? ¿Estaba herido y cayó al río?

G.I

Compartir

Comentarios