En Mendoza, la Lepra y el Santo empataron sin goles.

San Martín no pudo repetir la buena actuación de su primer partido, y terminó empatando sin goles ante Independiente Rivadavia de Mendoza, en un partido flojo y poco vistoso.

Pese a esto, la igualdad genera una mueca de sonrisa en el equipo de Ciudadela, que volvió a sumar frente a uno de los que pretende pelear en la parte alta de la tabla de posiciones.

Sin embargo, fue muy poco lo ofrecido por ambos conjuntos en la noche cuyana, y la igualdad en blanco termina siendo un acto de justicia. Aunque locales y visitantes arrimaron peligro, nunca pudieron encontrar la fórmula para quebrar la defensa rival, y terminaron en parda.

Ahora el Santo emprenderá el regreso a la provincia y rápidamente cambiará el chip, para comenzar a pensar en su próximo compromiso, ante Aldosivi de Mar del Plata en Ciudadela.

Fuente: El Tucumano.

Compartir

Comentarios