Cada teléfono cuenta con un código único de indentificación que sirve para saber si fue o no denunciado por robo. Paso a paso, te explicamos cómo verificarlo.

Como si fuera una patente de un vehículo, todos los teléfonos celulares tienen un código pre-grabado por el fabricante del teléfono móvil que identifica al dispositivo a nivel mundial. Es un número de 15 cifras que se conoce como "IMEI" (Identidad Internacional de Equipo Móvil). Lo poseen desde un viejo Nokia 1100 hasta iPhone X.

El IMEI permite verificar si el equipo que compraste o estás por comprar pertenece o no a una línea denunciada por robo. Pero para saberlo, hay que seguir una serie de pasos. 

1.  Averiguar el IMEI

Para contrastar esta información, Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) puso a disposición de los usuarios una base de datos pública y online con todos los IMEI de dispositivos denunciados como perdidos o robados. 

2. Verificación

Este servicio, provisto por GSMA -una asociación que congrega a fabricantes, prestadoras telefónicas, proveedores de equipos y compañías de software- permite revisar fácilmente si un aparato que se está por comprar está denunciado.

Al reportar un robo en Claro, Personal o Movistar, cualquiera de los representantes debe colocar el dispositivo en lo que se conoce como "banda negativa"​, una suerte de lista negra de aparatos. Esto provoca que el equipo sea dado de baja de la red telefonía celular dentro del territorio nacional.

3. Resultado

Según la GSMA, entre los modelos más denunciados en América latina en los últimos años aparecen la gama de los Samsung Galaxy y los iPhones. Estos equipos incluyen, además, una herramienta interna que ofrece la posibilidad de bloquear el teléfono a distancia para que no pueda ser usado más allá si se hizo la denuncia o no. 

GA.

Compartir

Comentarios