Así lo aseguró en LV12 Silvia Furque, que patrocina a Aldo Martínez, el padre de los niños asesinados por su madre. Martínez se puso a disposición de la Justicia.

Aldo Martínez, el padre de los niños que fueron hallados esta mañana asesinados por Nadia Fucilieri, la madre de los menores, se puso a disposición de la Justicia y entregó su teléfono celular para colaborar con la investigación, según comentó la abogada del hombre, Silvia Furque. 

"A Martínez lo conzoco desde muy chico porque vive a la vuelta de mi casa, es de la edad de mis hijos. Desde enero le traté una cuestión civil, porque ella hace una denuncia por violencia de género porque a elle le agarraban esos episodios de locura y gritaba y lo insultaba. Él le tira un vaso de agua", comenzó relatando en LV12 Silvia Furque, que patrocina a Aldo Martínez, el padre de los niños asesinados por su madre.

Cuando le consultaron si su defendido tenía antecedentes de violencia, aseguró: "no, para nada. No hay causas penales, hay una sola denuncia penal donde ella le echa el vaso de agua a ella. Se hubiera agrrado contra él, la madre, los hermanos que iban seguido a dejarle la plata que nunca le faltó. Menos agarrarse con dos angelitos. Ella estuvo fuera de sus cabales".

"Habíamos metido un régimen comunicacional y fijación de alimentos. Ella había interpuesto régimen de alimentos", repasó. 

Luego aclaró que ella "es enfermera, pero no trabajaba. La mantenía el señor. Era una chica joven, tenía su título habilitante. Incluso una de las pericias psicológicas que ordenó el Juzgado de Familia justamente era ayer".

¿Ella tenía antecedentes psiquiátricos?

"Que yo sepa no. Lo que sí muchísima violencia por parte de ella sí. Se desaparecía de la casa toda la mañana y ese era el motivo de la pelea: que dejaba los chiquitos solos", lanzó la abogada.

Furque contó que su defendido "trabaja en el campo, en una finca cerca de Las Termas. Él vivía de lunes a viernes allá y sábado y domingo volvía para acá".

"Lo sacan de la casa en enero. Ahí empiezo a actuar yo. Como es un delito menor y siempre es discusión por los chicos lo mandan a Familia. Ya no actúa la Justicia Penal, por un vaso de agua no va a actuar", recordó.

Y sobre Fucilieri dijo: "debe haber tenido algún tratamiento psiquiátrico. Desconocemos qué se hacía a la mañana. Ella dice que se iba a la casa del padre. Los chiquitos quedaban solos. Ella vivía sola con los niños en una casa que alquilaba. Venía una hermana o una prima porque ella dejaba los chicos solos".

La escena del crimen

"Va la prima con un tío a quedarse con los chicos y no atendían. Ven por la rendija una mano con sangre. 

Empiezan a golpear fuerte para tratar de tirar la puerta. Ella se levanta, se incorpora del piso y les corre el pestillo de la puerta. Ella tenía un leve corte en la muñeca y les dice 'vayan a ver los chicos en la pieza'", expresó.

Y continuó con el relato. "Al varoncito lo mata en dormido. La chiquita se ve que sale corriendo y ella la persigue. Se trata de defender y le pega en los brazos y piernas hasta que logra matarla".

"La Justicia tiene que investigar" 

"Ella está detenida en la Brigada Femenina en calle Buenos Aires, le dieron de alta inemediatamente. Los familiares de ella ahora dirán que es un hombre violento, pero no es así", anticipó.

Y precisó. "él pagaba $7 mil de alquiler y $7 mil de alimentos. Es un chico joven, creo que no estaba en pareja. Está separado desde enero. Nunca más pudo ver a sus hijos".

Luego apuntó que Martínez hace meses no veía a sus hijos. "Ella no permitía, incluso fuimos a una audiencia hace dos semanas y hubo un principio de arreglo donde ella decía que iba a salir a trabajar y que queden los niños con el padre. Después cambia de abogada. La hizo que no firme estando el convenio hecho".

"Él pasaba $14 mil. Lo único que Martínez pedía era que vaya a alguna casa más barata, de dos dormitorios", amplió.

"Ayer tuvo la entrevista del Poder Judicial. Ella le expresó a los psicólogos que estaba viendo para trabajar, que quería entregar los chicos al padre para que tengan mayor comunicación", insistió.

"Él decía siempre que ella era agresiva. Ella deja una carta donde le dice a él que no verá nunca más a sus hijos", lanzó.

Y remarcó que "convivieron hasta enero. Los problemas eran porque él trabajaba lejos y él le reclamaba".

"Estos desenlaces no son comunes. Evidentemente (ella) tuvo un brote psicótico. Martínez me decía que cuando los chicos no se dormían ella entraba en furia y en ira. Posiblemente el chiquito se durmió y la chiquita debe haber estado dando vueltas molestando. Eso debe haber sido lo que la enloqueció. La nena estaba despierta. Eran las tres de la mañana", concluyó.

GP.

Compartir

Comentarios