Lo afirmó el Licenciado en Nutrición, Ramiro Salazar Burgos, quien escribió un documento sobre el azúcar como alimento, en alusión a la normativa de la ciudad de Córdoba que prohíbe el consumo de azúcar en bares y restaurantes.



El Licenciado en Nutrición, Ramiro Salazar Burgos, escribió un documento sobre el azúcar como alimento, en contraposición a la polémica ordenanza de la ciudad de Córdoba que restringe el consumo de azúcar en bares y restaurantes.  

"El documento trata de reivindicar la utilización de los alimentos y habla de que el azúcar es un alimento y no hay que perder ese eje", explicó el especialista, al tiempo que indicó que "lo que sale a partir de la ordenanza es como una especie de confusión o de falso mensaje donde se intenta demonizar al azúcar, sin tener en cuenta que ningún alimento puede generar sobrepeso u obesidad por sí mismo, sino que el consumo excesivo o inapropiado de los alimentos es el que genera sobrepeso u obesidad", aclaró. 

Dijo que a partir de la normativa "surgen dudas sobre cuáles serían los alimentos o las sustancias endulzantes que habitan en la mesa de los comensales".

En este sentido, mencionó que "esta ordenanza no dice nada respecto al uso de edulcorantes artificiales y sobre ello todavía hay un gran debate, donde hay algunos que dicen que es totalmente peligroso, mientras que otros dicen que todavía no está demostrado que sea peligroso. No obstante, no se han encontrado beneficios en el uso de edulcorantes", advirtió. 

Para Salzar Burgos, "el azúcar en la medida que se la utilice adecuadamente no va a ser perjudicial para la salud. En algunos casos se habla de que no hay abogar por la prohibición de los azúcares, sino que hay que utilizarlos en pequeñas cantidades como estrategia para estimular el consumo de otros alimentos más nutritivos". 

Para finalizar, consideó que "la ordenanza, desde el punto del vista técnico, deja bastante que desear. Se puede decir que no hay ningún argumento científico fuerte que pueda sostenerla. Al contrario, las recomendaciones sobre las prohibiciones en general son negativas, asi que pareciera que hay una falta de asesoramiento técnico en esta medida", afirmó.  

G.I

Compartir

Comentarios