A cuatro años después del mayor ciberataque de la historia, la compañía admitió que el impacto fue tres veces mayor al que se había informado originalmente.

Yahoo informó este martes que el ciberataque que sufrió en 2013 afectó a sus 3.000 millones de usuarios, y no a los 1.000 millones que se habían dado a conocer a finales del año pasado. La empresa afirmó que está notificando a las cuentas adicionales que resultaron afectadas por el robo de datos.

El número representa casi "a la mitad del mundo", dijo Sam Curry, director de seguridad para la compañía Cybereason, con sede en Boston, quien aclaró que es probable que haya más cuentas que usuarios. "Ya sean 1.000 millones o 3.000 millones, es intangible. La privacidad es realmente la víctima en este caso", agregó.

La firma reveló inicialmente el ciberataque en diciembre pasado. La información que fue robada incluía los nombres, correos electrónicos, números celulares, fechas de cumpleaños y preguntas de seguridad junto con sus respuestas.

GA.

Compartir

Comentarios