Antes de viajar a Santa Fe y Entre Ríos, el Presidente almorzó con los trabajadores que hacen la reforma. Lo acompañó su hija Antonia.

El presidente Mauricio Macri compartió hoy un asado en la residencia de Olivos con los trabajadores que están realizando las tareas destinadas a abrir un parque público de 14.500 metros cuadrados en la quinta, en un sector que limita con la avenida Maipú y será de libre acceso para los vecinos.

El Presidente estuvo con su hija Antonia, quien ayer cumplió seis años, y tras saludar a los trabajadores, dialogó con ellos y compartió un asado.

El proyecto prevé cambiar la pared por rejas en un espacio de 289 metros lineales y 50 metros de profundidad y habilitar una zona de 14.500 metros cuadrados de espacio verde, equivalente a una manzana y media de superficie, donde se harán un Paseo de la República con referencias históricas y símbolos patrios.

El paseo contará con arboledas y, entre otras características, tendrá iluminación de bajo consumo Led y un circuito de reaprovechamiento de agua por medio de una cisterna para captación de agua de lluvia para riego. Se conservarán los árboles que ya están. Además, habrá bicicleteros y conectividad Wi-Fi gratuita.

El 15 de setiembre pasado, el Presidente hizo una recorrida por las obras, supervisó el comienzo de los trabajos y, calzado con guantes y casco, participó en una de las maniobras de demolición del muro perimetral.

Según se informó, se trata de una modificación total del entorno para las miles de personas que circulan a diario por Maipú, entre el 2000 y 2100 de la avenida en una de las áreas más transitadas del partido de Vicente López, a pasos del Metrobus y a cuatro cuadras del Palacio municipal.

Cuando el proyecto esté terminado, en vez del paredón de color naranja que hoy rodea la quinta presidencial, habrá un espacio verde rectangular habilitado para transitar por los vecinos.

GP.

Compartir

Comentarios