Personal del Hospital Néstor Kirchner participó de una colecta de sangre, organizada por el Ministerio de Salud, de forma conjunta con el Banco de Sangre y la Fundación Fedeh.

Si bien la colecta de sangre estaba destinada a la población en general, fueron los empleados los que concurrieron de forma voluntaria para que se puedan cumplir con los objetivos planteados.

Al respecto el director del hospital, Pablo Marengo, remarcó que "la provincia en general tiene mucha necesidad de sangre. Nosotros con el Servicio de Hematoncología hemos decidido hacer la campaña y darle continuidad para que el personal y público en general pueda donar" y agregó: "También pueden estar en la lista de donante de médula, ya que hay pacientes con leucemia que necesitan para su tratamiento que los donantes aumenten".

A su vez, remarcó que "lamentablemente en nuestra provincia siguen aumentando los accidentes de tránsito y eso tiene un alto consumo, al igual que las internaciones de hematoncologia que no solo usan la sangre, sino también sus derivados, plaquetas, plasma, etc”. Por eso, añadió que “es muy importante que la gente se concientice en que donar no hace daño".

donante1En tanto, la presidenta de la Fundación, Ana María Juárez de Cruz Prats, se mostró conforme por lo realizado. "Hace diez años que venimos trabajando con Salud y es un orgullo para nosotros porque esto significa que estamos desarrollando la conciencia de ser donante voluntario de sangre" y dijo: "los tucumanos tienen que saber que ser donante voluntario de sangre es una responsabilidad social".

Testimonios

La jefa del Servicio de Inmunología, Patricia Aznar, fue una de las personas que se sumó a la campaña. "Decidí donar porque es una materia pendiente que tenía; es muy sencillo y puede salvar muchas vidas", remarcó.

Finalmente, José Sánchez, personal de mantenimiento, contó: "Decidí ser donante porque salva vidas. No es la primera vez que lo hago, por eso me parece bueno que mis compañeros también sean donantes".

GP.

Compartir

Comentarios