El Gobierno Nacional propuso un esquema de modificaciones en las alícuotas de impuestos internos que elevaría el precio de bebidas azucaradas y alcohólicas.

Las reforma impositiva presentada por el Gobienro de Mauricio Macri, haría incrementar el precio de algunos productos de consumo habitual en la mesa de los tucumanos, algo que puso en alerta a las economías regoniales de algunas provincias, entre ellas Tucumán.

Una de las modificaciones que impulsa esta reforma es elevar las alícuotas que pagan las bebidas azucaradas, alcohólicas y los cigarrillos, los cuales ya pagan impuestos elevados según las empresas del sector. 

El borrador publicado sería tratado en el Congreso dentro de dos semanas, por lo que de aproparse dichos cambios, las gaseosas en general y otras bebidas sin alcohol pasan a pagar de entre 4 y 8% a un 17% gradual las que tienen azúcar añadido, mientras que las light o sin azúcar mantienen el 0%.

Otro producto que también aumentaria de manera gradual son los vinos, que pasaría de 0% a 10%. Whisky, coñac y otras bebidas blancas pasan del 20% a una propuesta gradual que los llevará al 29%. Los espumantes del 0% al 17%, también de manera gradual.
 
La cerveza, bebida habitual en los meses de calor en casi toda la Argentina, tendrá una suba del 9%, ya que de 8 pasará a pagar el 17%.

Estos cambios son parte de un plan de gobierno que el Macri quiere intalar, el cual se basa en tres ejes principales: inversión y generación de empleo, eficiencia y equidad y desarrollo económico.

Malestar de los gobernadores

Todas estas posibles modificaciones genero preocupación y malestar entre los mandatarios de Mendoza, Tucumán, San Juan, Salta y Tierra del Fuego (esta última por la quita de impuestos a los celulares), algo que tensa las negociaciones con el Gobierno Nacional que pretende avanzar con la reforma tributaria. 

A la polémica de la ordenanza cordobesa contra el azúcar, el gobernador Juan Manzur deberá tratar de resolver el problema de la suba de impuesto a las bebidas azucaradas y a la repentina e inesperada baja del precio del bioetanol, que según empresarios del sector, los haría perder cerca de $2.000 millones. 

Tanto Manzur como  el sanjuanino Sergio Uñac y el salteño Juan Manuel Urtubey, le expresarán su enojo a Macri el jueves próximo. Todos prevén poner el impacto de la reforma impositiva sobre una mesa en la que ya esperan discusión el reclamo bonaerense por el Fondo del Conurbano, el futuro del impuesto al cheque y de Ingresos Brutos (que representa más del 70% de la recaudación de las provincias), la ley de responsabilidad fiscal y la transferencia de las cajas previsionales de las provincias a la Nación.

Compartir

Comentarios