Los resultados de las pericias dieron negativo. Podrían quedar en libertad la mayoría de los detenidos.

La desaparición de Daiana Garnica es un misterios. En un principio la investigación fue por un posible homicidio, por lo cual están detenidos 12 personas. Ahora la teoría apunta a una red de trata  de personas. 
La joven se fue en mayo de su casa en Alderetes. Según les había dicho a sus padres, se iba a encontrar con su vecino Darío Suárez para realizar unas compras. Nunca más la volvieron a ver. El fiscal Claudio Bonari, con los indicios que había recopilado, pensó que Daiana habría sido secuestrada y asesinada por Suárez.  

Sin embargo, a mediados de esta semana los resultados de las pericias genéticas que se hicieron en los elementos extraídos del horno y de la sangre que se encontró en diferentes prendas y elementos secuestrados a los sospechosos dieron negativo, es decir, que no eran de la joven desaparecida. 

Ese informe permitiría que la mayoría de los acusados recupere la libertad y que se profundice la investigación de la línea de trata de personas. Eso ocurrirá si es que el tribunal no declara la incompetencia y envía la causa a la Justicia Federal. La familia de la joven también se había inclinado por esta posibilidad. Los padres tenían pensado presentarse en el fuero federal para que se iniciara una investigación, pero nunca llegaron a hacerlo.  

Compartir

Comentarios