Esta legendaria película, continúa captando la atención de chicos y grandes.

Que se atreva a levantar la mano el que no recuerda esa famosa escena romántica en la que Reina y Golfo comen spaghetti en la calle. ¿Nadie? Bueno, así los queremos, bien educados. Antes que Pongo, Bolt o Dug, estuvieron los perros de La Dama y el Vagabundo, y a 61 años de su estreno queremos contarte estos diez hechos que seguro no conocías.

No hay texto alternativo automático disponible.

1- Los animadores se inspiraron en sus propios rostros para las expresiones de los personajes.

1

Para que las expresiones de los perros se vieran realistas, ellos se miraban en el espejo y hacían caras para estudiar cómo cambiaban sus gestos. ¿Habrán ladrado frente al espejo también?

2- Reina está inspirada en un perro de verdad.

2

Cuando Walt Disney vio los bocetos que Joe Grant hizo de su perrita, una English Springer Spaniel, lo impulsó a que hiciera un storyboard completo sobre la pequeña mascota. Como en el caso de Dama, la perrita de Grant también estaba aprendiendo a lidiar con un nuevo bebé en la casa.

3- Hay una escena basada en un momento de la vida de Walt.

3

El momento en el que Jim le regala a Reina a su esposa, está inspirado en un regalo que Walt le hizo a su mujer una navidad… cuando él le regaló un perrito chow en una caja de sombrero. ¡Cachorros para todos!

4- El escenario está inspirado en el pueblo natal de Walt, Marceline, Missouri.

4

Este sitio también inspiró la Main Street de Disneyland, que se inauguró a solo un mes del estreno de la película.

5- Se llevaron animales reales al estudio.

5

El animador Wolfgang Reitherman estudió ratas para animar la escena en la que aparecen, obvio, ratas. ¡Menos mal que no les tenía miedo!

6- Walt fue quien le dio nombre a Golfo

6

Nadie conseguía crear el nombre perfecto para el amor de Reina y fue Walt, como siempre, quien dio en la tecla. Vale aclarar que en la versión original (en inglés) su nombre es “Tramp”.

7- Golfo está inspirado en una historia corta.

7
Walt estaba convencido de que el personaje de Happy Dan, The Whistling Dog, de Ward Greene, era perfecto para Reina, por lo que le pidió al autor que cree una novela con ambos. Esta se llamó Lady and the Tramp: The Story of Two Dogs y fue la base para hacer la película.

8- Una famosa artista trabajó en la música de la película.

8

La cantante de jazz Peggy Lee escribió canciones y le dio la voz a Peg.

9- Es la última película en la que Wolfgang Reitherman trabajó como animador.

9

El artista evidentemente recibió un ascenso porque comenzó a dirigir películas como 101 Dálmatas, La Bella Durmiente, El Libro de la Selva y Los Aristogatos. Buen chico, toma un hueso.

10- Fue la primera película Disney filmada en cinemascope.

10

Para generar ese bello ambiente victoriano en la pantalla ancha, los animadores primero pintaron los fondos y luego animaron a los animales sobre ellos.

Fuente blogs.disneylatino.com

Compartir

Comentarios