Según los exámenes médicos realizados en las últimas horas, la operación quirúrgica no podrá ser posible de momento porque los órganos no son compatibles.

La decisión de los padres de Abril Bogado, la niña asesinada por delincuentes de un tiro en la frente en La Plata, generó expectativas. Se conoció que donaron sus órganos y que el corazón de la pequeña iría a Justina, una nena que está en terapia y necesita con urgencia de un transplante. Sin embargo, no se podrá concretar porque el órgano no es compatible.

El domingo, una niña de 12 años fue asesinada de un tiro en la frente por delincuentes que intentaron robar el auto en el que se trasladaba junto a sus padres, en la ciudad bonaerense de La Plata. Hoy, se conoció la conmovedora decisión que tomaron los padres de Abril, la víctima: donar su corazón a otra niña, que espera en terapia intensiva y cuyo caso también recorre el país.

“Los padres de Abril Bogado decidieron donar el corazón de su hija para Justina“, dijo Ezequiel Lo Cane, el papá de Justina, según consignó Radio Mitre en su web.“No sé si el corazón de esa nena puede ser para Justina o no. Ojalá le salve la vida a varias personas, si es para Justina imagínate la felicidad que tendría y si no que le sirva a otras personas”, había asegurado antes de conocer el resultado de los análisis de compatibilidad.

“Lo que hacen esos padres es espectacular, es maravillo y hay que tenerlo como ejemplo. Eso es ser valiente, tener un hijo que te lo arrebataron en un hecho de inseguridad y que en ese momento decidas donar sus órganos”, agregó Lo Cane 

Sin embargo, en declaraciones posteriores, el padre de la paciente indicó que el corazón de Abril no es compatible con Justina, quien se encuentra internada hace tres meses en la Fundación Favaloro y pasó los últimos dos meses en terapia intensiva. “Justina está muy débil, está muy deteriorada”, expresó su tía el viernes. 

Compartir

Comentarios