El representante legal de la familia Garnica expresó su malestar por las distintas interpretaciones que se le ha dado al caso de la joven desaparecida hace seis meses. Para el letrado, "son barbaridades que tratan de desviar la atención de la investigación". Según Garmendia, todos los elementos que hay en la causa complican a Suárez.



A seis meses de la desaparición de Daiana Garnica, el representante legal de la familia de la adolescente, Carlos Garmendia, explicó la marcha de la investigación que lleva adelante el fiscal Claudio Bonari.   

"El expediente tiene mucho trabajado, si bien es cierto los primeros elementos que recolecta el fiscal le indican una hipótesis de que Daiana podría haber sido víctima de femicidio, lo cierto es que al poco tiempo se empieza a avanzar sobre la hipótesis de trata. La verdad que están las dos posibilidades latentes y tenemos un trámite de prueba para cada una de estas líneas. Por un lado, los informes genéticos, que hasta ahora vienen dando negativo, pero el fiscal ha decidido hacer una contraprueba, y por otro, un informe de cruzamiento de llamadas telefónicas que estamos epserando que en cualquier momento llegue a la fiscalía. Ese cruzamiento de teléfonos es la pista que nos puede ayudar en la investigación de la posibilidad de la trata de personas", señaló. 

Según el abogado de la fundación María de los Ángeles Verón, no hay cuestionamientos para el accionar de Bonari respecto al trabajo que lleva a cabo en la causa. "Por ahora la familia no tiene nada que decir con respecto al fiscal. Entendemos que ha sido un fiscal muy proactivo, ha actuado muy rápido en la búsqueda de Daiana e inmediatamente le ha tomado declaración judicial a los familiares, más allá de algunos errores que podrían haberse cometido en la isntrucción. Entendemos que es un fiscal que tiene las intenciones de encontrar a Daiana, y que además, ha sido muy proactivo en el momento donde se necesitaba mucha velocidad", manifestó el letrado. 

Consultado sobre la versión que indica que la joven puede estar ejerciendo la prostitución en otro lugar, respondió molesto: "esas son barbaridades, eso es el manoseo de la víctima, de decir estupideces sin ningún sustento. Eso lo único que hace es desviar la atención de la investigación. La verdad que enoja mucho que cualquiera venga a decir cualquier estupidez sin ningún tipo de sustento y a eso se le dé trascendencia", sostuvo.

Para finalizar, dijo que "los elementos que hay desde un principio lo complican muchísimo a Suárez en cualquiera de las dos hipótesis".  

G.I

Compartir

Comentarios