El traslado de la droga como del sospechoso demoró unas ocho horas debido a la distancia y a las características inhóspitas de la zona.

A más de 3000 metros de altura del nivel del mar, en medio de la cordillera de Los Andes, personal de Gendarmería Nacional detuvo a un hombre que transportaba en una camioneta más de 500 kilos de marihuana. Los efectivos tardaron 8 horas en trasladar al detenido y a la droga desde el lugar del hallazgo hasta el pueblo más cercano. 

Una camioneta con patente chilena circulaba a baja velocidad por un camino de ripio de alta montaña en inmediaciones del volcán "Aracar" cerca de la frontera con Chile. Pero al divisar que se les aproximaba una patrulla de Gendarmería Nacional correspondiente al Escuadrón 22 de San Antonio de los Cobres, decidieron escapar corriendo y abandonar el vehículo. Los efectivos comenzaron a seguirlos y lograron detener a uno de ellos: una persona de nacionalidad boliviana. 

Al requisar la camioneta, encontraron en su interior dos patentes de Bolivia (distinta a la de origen chileno que llevaba colocada) y en la caja del vehículo había 17 bolsas con 647 paquetes de "cannabis sativa". Lo que arrojó un total de 514 kilos 997 gramos de marihuana. 

De inmediato, los gendarmes tomaron contacto a través de un teléfono satelital con el Juzgado Federal N° 1 de Salta a cargo del juez Julio Bavio, quien dispuso la detención en carácter de incomunicado del involucrado por infracción a la  ley 23.737, atentado y resistencia a la autoridad. También se ordenó incautar la droga y el traslado de lo secuestrado a la localidad de San Antonio de los Cobres -distante unos 250 kilómetros-, cabecera del departamento salteño de Los Andes, informaron desde Gendarmería Nacional. 

GP.

Compartir

Comentarios