El director de la institución, Luis Medina Ruiz, explicó que la iniciativa trata de llamar a la reflexión sobre las enfermedades cardiovasculares que es la primera causa de muerte en el mundo, y sobretodo en la Argentina en la población en general.


En el país la primera causa de muerte es la enfermedad cardiovascular. A raíz de esto el hospital Avellaneda se sumó a la Campaña 100 mil Corazones a los fines de llamar a la reflexión sobre las enfermedades cardiovasculares. Durante una semana en el efector se hará control de hipertensión arterial en salas de espera, recomendaciones sobre alimentación saludable con entrega de folletería, entre otras actividades.

Al respecto el director de la institución, Luis Medina Ruiz, remarcó: “Nadie tiene una enfermedad cardiovascular por mala suerte, sino porque detrás y muy silenciosamente hay hipertensión arterial, dislipemia o una diabetes mal controlada que lleva a tener una enfermedad cardiovascular”, por eso “estamos convencidos de que la acción preventiva es muy importante” y recomendó: “El control de presión, glucemia, colesterol, dejar de fumar así se baja el riesgo cardiovascular”.

La referente del Servicio de Cardiología, Mirta Cisneros, lanzó: “Queremos que la gente logre cuidar su corazón. Si bien no es muy sencillo, es importante hacer actividad física, consumir menos sal, dejar de fumar, si es diabético se debe controlar la glucemia para que todos los valores estén normales. Además, se debe evitar el sedentarismo y bajar de peso, que son herramientas básicas para prevenir enfermedades, sumado a los controles médicos que es fundamental”.

En tanto la referente de la guardia mayor del hospital, Griselda Rapetti, explicó cómo trabajaron. “Estuvimos en Casa de Gobierno controlando la HTA. Allí detectamos algunos casos, unos estaban en tratamientos y otros no. Por eso le recomendamos a la gente que lo que debe hacer es una vida saludable. También entregamos folletería, les explicamos cuales son los factores de riesgo, lo que deben consumir y cuidarse. Se mostraron muy interesados en saber sobre la enfermedad”, dijo la profesional.

Atención especial

El hospital Avellaneda cuenta con un consultorio de Medicina General, que es donde se evalúa el riego cardiovascular. Se puede asistir de forma espontánea o con turnos programados. Allí un profesional médico le hará una entrevista, le controla la presión, le pedirá estudios como electrocardiogramas, laboratorio y con base en eso se los calificará: pueden tener riego moderado, bajo o alto. Luego se le indica el tratamiento. 

G.I

Compartir

Comentarios