A qué se debe.

Los filetes de pechuga de pollo son una de las opciones más sanas y fáciles de hacer en la cocina. Además, también tiene un precio bastante asequible. En la gran mayoría de familias no veganas se consume este alimento al menos una vez por semana.

Sin embargo, hay algunos de los filetes que presentan más rayas blancas en la carne que otros. No se habla en este caso de la franja blanca de grasa que hay en cada pechuga, sino unas pequeñas estrías que aparecen en la parte superior del alimento.

Este tipo de estrías son síntoma de una enfermedad muscular que no pone en riesgo la salud del ser humano, según un estudio publicado en Oxford Academic.

Esta patología está relacionada con las modificaciones genéticas realizadas en las aves para que crezcan más rápido y sean más grandes, por lo que tienen más grasa y menos proteínas que un pollo que creció en condiciones normales, según el grupo activista Compassion in World Farming. Esto se debe sobre todo al aumento de la demanda en el mercado de la carne de este animal.

En 2013, una investigación de la Universidad de Bolonia, en Italia, reveló que los filetes con rayas blancas contenían un 224% más de grasa que los que no las tenían. Un estudio más reciente de 2016 llevado a cabo por las Universidades de Arkansas y Texas A&M determinó que el 96% del pollo que se analizó entre 285 aves presentó esta enfermedad.

Fuente TN

Compartir

Comentarios