Autogol contra la “avivada” en el fútbol.

El capitán del equipo se hizo un gol en contra para compensar una ventaja deportiva. La orden fue dada por su DT. Ocurrió en la ciudad cordobesa de Oncativo. El partido continuó y el equipo fue eliminado.

En el partido de reserva entre Independiente de Oliva y Flor de Ceibo de Oncativo pasó algo inédito para el fútbol cordobés: el capitán de Flor pidió la pelota, fue corriendo hasta su propio arco y convirtió el gol. El gesto fue aplaudido por ambas hinchadas.

La insólita situación ocurrió el último lunes a la noche, en el marco de los cuartos de final de la Liga Independiente de Fútbol.

El local, Independiente, ganaba 1 a 0. Flor lo empató en una jugada “sucia”, en la que los rivales esperaban que le devuelvan la pelota para atender a un compañero que estaba en el piso. La situación desató una gran polémica.

Lejos de celebrar el empate, el director técnico de Flor de Ceibo, Julio López, le ordenó al capitán del equipo que hiciera un gol en contra, y así lo hizo. El gesto fue aplaudido por los jugadores y las hinchadas de ambos clubes.

Después, Flor llegó al empate, pero solo le alcanzó para ir a los penales, donde quedó eliminado.

En el vestuario López les explicó a sus jugadores que el gol que habían conseguido iba contra los valores de la institución. “A los partidos hay que ganarlos con honestidad”, les remarcó. No hubo reproches.

Fuente mundod.lavoz.com.ar

Compartir

Comentarios