El abogado de las hijas de Alberto Nisman, Manuel Romero Victorica, habló en LV12 tras el pedido de indagatoria a Diego Lagomarsino por parte del fiscal Taiano.

Manuel Romero Victorica aseguró que desde un principio la querella consideró a Diego Lagomarsino "partícipe necesario del delito de homicidio".

"Hay una novedad que es trascendente, que después de casi tres años un juez argentino, el juez natural del caso, donde siempre debió estar radicada la investigación de la que al principio parecía ser la muerte dudosa de un fiscal de la República, nos dio la satisfacción de conocer qué pasó", indicó.

Y continuó: "un juez argentino convocó a una persona que se llama (Diego) Lagomarsino a prestar declaración indagatoria por el delito de homicidio por haber integrado un plan criminal para asesinar al fiscal Nisman. Lo cual es un hecho de una gravedad no sólo judicial, sino institucional, política gravísima".

"Un punto de las conclusiones de la Junta Interdisciplinaria establece que las manos del fiscal no accionaron el arma que le causó su muerte violenta. Si no fueron sus manos y fue la de un tercero estamos en presencia de un asesinato", precisó. 

Y agregó: "el fiscal ya está convencido del asesinato y le pide al juez que convoque a prestar declaración obligatoria a quien era el asesor informático y que es el imputado que está en la causa por entender que él tuvo una participación necesaria y que fue parte de un plan criminar para asesinarlo. Participación necesaria porque dice que planta el arma amiga".

"Se nos quiso hacer creer que Nisman se había suicidado porque su denuncia era un mamarracho, pero de mamarracho nada tenía", finalizó.

GP.

Compartir

Comentarios