En tanto, los comerciantes pagarán un 58% más. El incremento, que contempla el precio del fluido, el transporte y la distribución, comenzará a regir desde diciembre.

El aumento promedio de las facturas de gas para los usuarios de todo el país, sumando el precio del fluido, el transporte y la distribución, será a partir de diciembre de 45% para los usuarios residenciales y de 58% para la casi totalidad de los comercios.

En consecuencia, los clientes residenciales de los segmentos de menor consumo pagará sin impuestos $ 227 mensuales (o $ 134 si se aplica la tarifa social), sostuvo Marcos Porteau, subsecretario de Exploración y Producción del Ministerio de Energía y Minería.

GP.

Compartir

Comentarios