El exmandatario obtuvo 36,67% de los votos y no le alcanza para imponerse en primera vuelta.

El ex mandatario Sebastián Piñera y el senador de la coalición gobernante, Alejandro Guillier, se enfrentarán el 17 de diciembre en la segunda vuelta por la presidencia de Chile.

Piñera reunía 36,67% de los votos con 81,75% del escrutinio oficial completado, seguido por Guillier, con 22,64%, y la candidata Beatriz Sánchez, con 20,34%. Más lejos se ubicaban el pinochetista José Antonio Kast, con 7,88%; la demócrata cristiana Carolina Goic, con 5,91%; Marco Enríquez-Ominami, con 5,68%; Eduardo Artés, con 0,51%, y Alejandro Navarro, con 0,37%.

El resultado obtenido por Piñera se ubicó por debajo de lo que sugirieron las encuestas de intención de voto publicadas en los últimos meses. Las predicciones le daban una intención superior al 40%, y en algunos casos, muy cerca de consagrarse en primera vuelta.

La jornada se vio empañada esta mañana, cuando unos 20 miembros de las organizaciones Juventud Rebelde y Ofensiva Secundaria ocuparon la sede electoral de Piñera, mientras éste votaba, y fueron desalojados por los Carabineros.

Los jóvenes rompieron el portón de acceso a la sede partidaria, en el barrio santiaguino Las Condes, se instalaron dentro y exhibieron pancartas hasta que fueron expulsados por los uniformados. "La democracia es para estar a favor de las cosas y no en contra de las cosas", respondió Piñera cuando fue consultado sobre el incidente en la conferencia de prensa que dio inmediatamente después de emitir su sufragio.

Excepto por ese episodio, las elecciones generales transcurrieron en general con tranquilidad y a mediodía ya habían votado los ocho candidatos a presidente.

Piñera representa al conglomerado Chile Vamos, que incluye a la UDI, a la centroderechista Renovación Nacional (RN) y a otros dos grupos menores. La UDI y RN fueron el sostén político de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Para vencerlo en segunda vuelta, Guillier tendría que negociar con la fragmentada izquierda y centroizquierda, las cuales no supo conducir como un líder, según el analista Marcelo Mella.

G.I

Compartir

Comentarios