El delfín jorobado australiano (Sousa sahulensis) fue descrito como especie en 2014 pero ahora los científicos notaron su particular método para facilitar el apareamiento.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Australia Occidental (UWA), la Universidad de Zúrich (Suiza) y la Universidad Murdoch (Australia) registró el peculiar comportamiento de cortejo de los Sousa sahulensis- conocidos como delfines jorobados australianos- que están considerados como uno de cuatro únicos de cetáceos delfínidos vivos del género Sousa.

Estos animales, que viven en aguas poco profundas y fueron descubiertos en 2014, en su esfuerzo por aparearse no solo siguen a la hembra que les interesa sino que también le llevan regalos especiales. 

Un pez, una colorida esponja marina, son algunos de los elementos que un delfín puede regalarle a su posible pareja. Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista Scientific Reports (edición on line 20 de octubre de 2017).

"Al principio nos confundimos al presenciar estas exhibiciones de comportamiento intrigantes por los delfines jorobados, pero a medida que emprendíamos sucesivas visitas de campo a lo largo de los años, la evidencia aumentó", planteó el autor principal del estudio, Simon Allen, de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UWA.

Y agregó: "Aquí tenemos algunos de los animales socialmente más complejos del planeta que usan esponjas, no como una herramienta de búsqueda de comida, sino como un regalo; en una demostración de su capacidad social"

Fuente diarioregistrado.com

Compartir

Comentarios