La Policía detuvo en Bella Vista al novio de la joven, el principal sospechoso de la causa.

El lunes Andrea Corbalán ingresó al Centro de Salud sin vida. La joven, oriunda de La Reducción, falleció producto de los golpes que había recibido, según el informe de la autopsia. La Policía detuvo en Bella Vista al novio de la joven. También está detenido  un amigo y la ex esposa del principal sospechoso. 

Todo comenzó en la madrugada del lunes, Corbalán esperaba a su pareja, Adrián Coronel, en una garita -a 7 cuadras- mientrás él entregaba un dinero a su ex mujer Nancy Martinez. En ese momento la joven fue atacada por cuatro personas que intetaron abusar de ella. 

Coronel junto a su ex esposa, y un amigo al que identificó como Darío “Porrón” González, fueron a auxiliar a la chica y la trasladaron hasta la vivienda de Martínez. Allí llamaron a la Policía. Cuando fueron trasladados a la comisaría de Lules comenzaron a caer en contradicciones, por lo que el fiscal Diego López Ávila ordenó la aprehensión de los tres, pero el novio de la víctima se escapó. Coronel fue encontrado esta madrugada en Bella Vista y fue detenido. 

Declaraciones 

Ayer en Tribunales penales declaró Martinez y cambio la historia.  Dijo que su ex esposo le avisó lo que le había pasado y decidieron ir a buscar a la chica con la moto de un vecino (”Porrón”). Relató que él conducía la moto, ella iba en la parte de atrás y, en el medio, la víctima. No habría sabido precisar por qué decidieron llevarla a su casa y no al hospital, como lo hicieron varias horas después. También confirmó que en su casa entre los tres habrían tratado de reanimar a Corbalán.

Después le tocó el turno de declarar a “Porrón”. El joven dijo que él sólo le había prestado la moto a Coronel y que estaba durmiendo en su casa. Reconoció que se habría levantado con el revuelo y que no participó en ninguna reanimación.

El fiscal recibió el informe preliminar de la autopsia: Corbalán murió como consecuencia de los fuertes golpes que recibió. En su cuerpo, también encontraron las heridas características que sufre una persona que es atada de pies y manos y signos de haber soportado un ataque con un látigo o una manguera.

Ninguno de los sospechosos dijo que a la chica la encontraron atada y tampoco pudieron explicar por qué había ropa con sangre en la casa de Martínez. Por ese motivo, López Ávila decidió considerarlos coautores del homicidio y también alevosía por como murió la joven. Ahora resta la declaración de Coronel. 

Compartir

Comentarios