Se trata de la primera roca espacial que proviene de otra galaxia que ha sido detectada en su paso por nuestro sistema solar.

 Además de su origen lo que sorprende a los especialistas es su particular forma. 

Oumuamua mide unos 400 metros de diámetro y fue descubierto el pasado 19 de octubre. Se trata del primer asteroide interestelar cuyo paso fue detectado y llama la atención por ser un objeto tan alargado, su longitud es 10 veces mayor que su ancho. 

Aunque los astrónomos creen que cada año llega al sistema solar interior una roca procedente de otra estrella, éste es el primero que se ha observado con telescopios y cuya existencia pudo ser confirmada.

"Durante décadas hemos teorizado sobre los objetos interestelares y ahora, por primera vez, tenemos pruebas directas de que existen", celebró Thomas Zurbuchen, uno de los responsables científicos de la NASA, en un comunicado.

Hace poco, los científicos también quedaron sorprendidos por el paso de un cometa que no tiene origen en nuestro sistema solar, llamado C/2017 U1 PANSTARRS. 

Fuente diarioregistrado.com

Compartir

Comentarios