Cada movimiento que realizan las protagonistas del video es lento, tan lento que parecen no reaccionar ante la primera pregunta que le hace la clienta.

Ocurrió en EEUU. La persona que captó las imágenes en una bomba de bencina en California, grabó al par de cajeras con la finalidad de demostrar que la droga en Estados Unidos está afectando no sólo a los jóvenes norteamericanos más vulnerables, sino que también a los adultos.

Según las cifras, en 2010 había casi 3 millones de adictos a la oxicodona, a la hidrocodona, al fentanilo y otros opiáceos recetados en Estados Unidos. La psiquiatra, Anna Lembke, de la Universidad de Standford, explicó que “este número puede ser una estimación baja” con respecto al porcentaje real de personas drogadictas.

Fuentes latercera.com -  Infobae

Compartir

Comentarios