El presidente de Brasil, Michel Temer, se recuperaba ayer en el hospital tras ser sometido exitosamente a una angioplastia de tres arterias coronarias, dijeron los doctores.

Temer, de 77 años, fue sometido al procedimiento para ensanchar arterias que tenía obstruidas y para implantar una férula, en la unidad de cardiología del hospital Sirio Libanés en San Pablo.

"El proceso fue un éxito y el presidente se recupera", dijo el doctor Fernado Ganem, supervisor médico, en un comunicado.

Temer fue internado en el hospital la noche del viernes para una revisión urológica y un examen de arterias con un catéter coronario. La angioplastia fue realizada después.

El mandatario deberá permanecer 48 horas en el centro de salud y podrá regresar a trabajar mañana, según reportó el sitio de noticias G1.

A inicios de octubre, Temer fue diagnosticado de una obstrucción arterial coronaria leve que trata con aspirina y dieta, informó su despacho.

Unos días después fue hospitalizado tras ser sometido a exámenes relacionados con un problema urológico, y posteriormente fue operado de la próstata.

GP.

Compartir

Comentarios