Cergio Morfil, abogado de Angel Ale, analizó el pedido de penas de la UIF. "Lo dijeron con mucha seguridad pero las pruebas dicen otra cosa, eso lo puedo asegurar", lanzó.

El debate, que comenzó a fines del año pasado, llegará a su fin el 13 de diciembre con el anuncio de la sentencia. Ese día se conocerá si la organización presuntamente liderada por los hermanos Rubén "La Chancha" y Ángel "El Mono" Ale resulta absuelta o debe volver a prisión.

"Genera expectativa todo lo que está alrededor de Rubén o de Angel desde siempre dadas las connotaciones que tuvieron sus vivencias o sus hechos con resultados policiales. Siempre genera expectativa", admitió.

Pero aclaró que tiene "las expectativas de terminación de cualquier juicio. En este si bien las penas que se pidieron por parte de la UIF y sensiblemente menores la de la AFIP son penas altas. Hay pocos juicios por lavado de activos. Esperando poder contestar".

"Lo dijeron con mucha seguridad pero las pruebas dicen otra cosa, eso lo puedo asegurar", lanzó Morfil.

Los imputados están acusados de los delitos de lavado de activos, asociación ilícita, evasión impositiva, presunta producción y comercialización de estupefacientes, cobro extorsivo de acreencias propias del grupo y de terceros ajenos a éste y tenencia ilegítimas de armas de fuego.

Morfil analizó las acusaciones. "El robo de cosecha no estuvo imputado mi cliente, sino a Rubén, en lo que fue la causa Jorrat. Una causa en la cual termina sobreseído Rubén".

"Tema narcotráfico no tiene a pesar de sus años, ni una sola causa acusado por narcotráfico. Tema trata de personas nunca fue acusado, sale una testigo de identidad encubierta... por la edad que la chicha tendría que haber tenido cuando empieza a contar esta suerte de relato era muy niña, una mujer de 12, 13 años", continuó.

Y expresó que su defendido "no tiene uno solo de todos los que hay hoy como compañeros en esta asociación ilícita, no tiene con uno solo que hubiera compartido causa". 

"Dejennos hablar", remarcó Morfil.

Y se apuró en continuar el análisis. "El tema del juego ilegal. ¿Qué juego ilegal? Angel es concesionario de la Caja Popular para la explotación de máquinas de juego de azar. El juego no es ilegal, no andaba levantando quiniela clandestina. Eran máquinas concesionadas por la Caja Popular".

"Tema armas. No está acusado de tenencia ilegítima de armas de guerra o de armas de uso civil. Porque todas fueron compradas en el mostrador y con los papeles otorgados por las autoridades competentes", cerró.

GP.

Compartir

Comentarios