Lo dijo el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

El ministro ruso subrayó también que "el líder nocoreano no se lanzaba a ninguna aventura desde hacía más de dos meses".

"A la vez, en septiembre nuestros socios estadounidenses nos dieron a entender que los próximos ejercicios militares de gran envergadura cerca de la península de Corea estaban programados solo para primavera del año que viene", indicó.

Lavrov subrayó que también sugirieron que si durante esta pausa Pyongyang se abstuviera a romper la calma, se podrían crear las condiciones para comenzar un diálogo, algo que Rusia apreció.

Empezamos a trabajar con Pyongyang y de repente, dos semanas después de enviarnos esta señal, anuncian ejercicios extraordinarios, es decir, no en primavera, sino en octubre y más tarde en noviembre, ahora hablan de más maniobras en diciembre", relató.

Agregó, además, que Rusia cumple con las sanciones que el Consejo de Seguridad de la ONU impuso contra Corea del Norte.

"Cumplimos con las sanciones impuestas", recalcó en la entrevista.

Subrayó que todos los países de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) comparten la misma postura sobre la crisis norcoreana.
"Rechazamos las aspiraciones de Corea del Norte de hacerse con armas nucleares", señaló.

Sin embargo, recalcó, los países de la OTSC a la vez abogan por que se abandonen las amenazas e insultos y encontrar una vía para reanudar las negociaciones.

Lavrov apuntó que algunos países de la Unión Europea se proponen usar la Asociación Oriental en contra de Rusia.

"Nos percatamos del deseo de algunos países que integran la UE de utilizar la Asociación Oriental con propósitos antirrusos", manifestó el ministro.

Lavrov subrayó que "no son mayoría pero se comportan de una manera bastante agresiva".

"Se plasmó en particular en el discurso de la primera ministra británica Theresa May en la cumbre de la Asociación Oriental que se celebró en Bruselas hace unos días", dijo.

A la vez, opinó que será imposible hacer la Asociación Oriental triunfe la política antirrusa.

Lavrov indicó que Rusia aprecia la firme postura de Bielorrusia que aboga por no politizar la Asociación Oriental y por desarrollar buenas relaciones con la Unión Europea.

El ministro recalcó que Moscú lamenta que el acuerdo sobre la asociación con la UE quedará congelado pero aseguró que no se produjo por culpa de Rusia.
El 24 de noviembre tuvo lugar en Bruselas la V Cumbre de la Asociación Oriental que concluyó con una declaración conjunta en la que los participantes reconocieron las aspiraciones europeas de Georgia, Moldavia y Ucrania.

La Asociación Oriental es una iniciativa política de la UE destinada a acercar a Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania a la Unión Europea.

El programa prevé un aumento significativo del nivel de interacción política, una amplia integración de las antiguas repúblicas soviéticas en la economía de la UE y un aumento de la asistencia financiera a esos países.

La participación en el programa no implica la posibilidad de ser miembro de la UE.

Anteriormente, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, comunicó que espera que una nueva ampliación de la UE tenga lugar entre 2019 y 2024 después de la salida del Reino Unido.
Los candidatos oficiales para ingresar en la UE son Albania (desde 2014), Macedonia (desde 2005), Montenegro (desde 2010), Serbia (desde 2012) y Turquía (desde 1999).

Las negociaciones sobre la admisión habían empezado con tres de ellos: con Turquía en 2005, con Montenegro en 2012 y con Serbia en 2014. 

Fuente /mundo.sputniknews.com

Compartir

Comentarios