Lo afirmó la doctora Doctora Valeria Brandt, Jueza en el Fuero de Familia, quién explicó cómo se debe abordar la temática y de qué forma se pueden prevenir situaciones que vulneren los derechos de niños, niñas y adolescentes.


 

Entendemos que, para el desarrollo del ser humano, deben respetarse sus derechos fundamentales, potenciar su autoestima y conservar siempre su dignidad. El abuso sexual a menores se presenta como un hecho traumático que
deja marcas imborrables para ese futuro adulto con un costo altísimo en todos los niveles de la persona. El mejor modo de evitar esta situación es mediante la prevención.

La Doctora Valeria Brandt, Jueza en el Fuero de Familia, abordó la problemática, difícil de tratar teniendo en cuenta la sensibilidad de la temática. 

"En muchsísimos sectores prefieren no hablar del tema porque es un tema doloroso, cuesta en el abordaje, pero es un tema que resulta necesario abordar", sostuvo la magistrada. 

Para la jueza hay que dejar de lado algunos mitos relacionados a este tema. "Hay que dejar de pensar que el estándar económico bajo sea el que propicie esas situaciones, esto no tiene que ver en modo alguno con la cuestión cultural o económica solamente. Esto tiene que ver con otras cuestiones que están vinculadas no sólo a la condición de vida y a la modalidad de vida, está vinculada al patrón de psiquis, está vinculada a conductas, y a la interactuacción de adultos con niños, niñas y adolescentes en diversas situaciones que pueden ser en algún aspecto propiciadoras de esto. Para ello hay que trabajar desde el Estado en los diferentes roles, sobretodo en la prevención", afirmó. 

En este sentido, Brandt, integrante de la Red de Jueces y Juezas por los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes que trabajan en conjunto con Unicef, dijo que "se están elaborando planes para las escuelas y los colegios para empezar desde el Jardín de Infantes a concientizar a quienes tienen que tener primero la información acorde a la edad y grado de madurez que cada uno tenga que son los propios niños". 

"Hay que empezar a concientizar desde muy pequeños cuáles son aquellas actitudes que pueden ser vulneratorias de derechos, que pueden ser invasivas corporalmente y psíquicamente", agregó. 

En este marco, aclaró que "el abuso sexual infantil no implica solamente el acto sexual consumado propiamente dicho. Hay toda una nómina de conductas que implican abuso sexual y que si bien no llegan a un acto sexual consumado implican una vulneración de derechos para el niño, como por ejemplo el grooming, la pedofilia, etc".  

Para la jueza, "es importantísimo concientizar a la gente que hay que trabajar en la prevención, creo que si logramos esa prevención estaríamos yendo por buen camino. Una de las primeras cosas que hay que propender desde el Estado es la educación, la educación sexual y la educación en los colegios". 

Para finalziar, consideró que "lo primero que hay que hacer es prevenir a partir de la educación, hay que educar a los niños, niñas y adolescentes, a los docentes, a todo el estamento de adultos que tiene a cargo niños y adolescentes y fundamentalmente a partir de esa tarea de prevención y educación los niños son grandes catalizadores. Todo lo que el niño recibe como educación lo irradia en su casa también, por lo tanto lo que vamos a lograr con esto es el alerta previo y que el niño sepa distinguir cuando una conducta es vulneratoria de algún derecho", señaló.  

G.I

Compartir

Comentarios