Si andas en buscas de algo para comer y encuentras algunos huevos duros fríos en tu refrigerador, ni se te ocurra calentarlos en el microondas.

Según señaló el diario británico Independent, un estudio reciente demostró que calentar un huevo duro en este electrodoméstico, puede hacer que literalmente el alimento explote.

Los encargados de probar esta situación fueron los investigadores Anthony Nash y Lauren von Blohn de la empresa especialista en seguridad Charles M. Salter Associates de San Francisco (Estados Unidos), a quienes se les pidió que examinaran este fenómeno después de que un hombre entablara una demanda contra un restaurante.

El denunciante anónimo aseguró que un huevo duro calentado en el microondas del restaurante le provocó quemaduras graves y daños auditivos cuando intentó comerlo.

Aunque el caso fue resuelto fuera de la corte, Nash y Von Blohn continuaron con su investigacación que finalmente fue publicada por el recopilador de estudios científicos EurekAlert.

Los investigadores comenzaron observando videos de explosión de huevos en YouTube, pero se dieron cuenta de que había demasiadas variables, por lo que decidieron llevar a cabo sus propios experimentos.

Para su prueba, pusieron los huevos en un recipiente con agua y los calentaron por tres minutos en el microondas. Sólo el 30% de los huevos que probaron sobrevivieron.

Además, se dieron cuenta que los huevos explotaban luego de ser extraídos y pinchados con un cuchillo u objeto afilado.

Asimismo, establecieron que al explotar, estos bocadillos generaron un sonido de entre 86 y 133 decibeles, que lo que es alto pero no tan extremo como para causar daños graves.

Otra cosa que se determinó, es que la yema estaba mucho más caliente que el agua donde se hirvieron los huevos.

“Tanto para los huevos que explotaron como para los que no explotaron, sondeamos el interior de la yema con el termómetro. Descubrimos que la temperatura de la yema era consistentemente más alta que el baño de agua circundante”, explicaron.

De acuerdo a EurekAlert, la yema del huevo es más receptiva a la radiación del microondas que el agua pura.

Sabiendo esto, es mucho mejor que te comas el huevo duro frío.

Fuente biobiochile.cl

Compartir

Comentarios