El cannabis para uso medicinal comenzará a venderse libremente a partir de esta mañana en Uruguay, anunció ayer el ministro de Salud Pública, Jorge Basso.

El cannabis para uso medicinal comenzará a venderse libremente a partir de esta mañana en Uruguay, anunció ayer el ministro de Salud Pública, Jorge Basso.

Basso dijo que, en esta etapa, la materia prima será importada desde Suiza y en Montevideo se diluirá y fraccionará el aceite para la venta directa en las farmacias, contra la presentación de una receta profesional simple.

El envase, de diez mililitros, tendrá un precio de 70 dólares estadounidenses, mientras que el producto, adquirido fuera del país por los pacientes, estaba siendo abonado, hasta ahora, a precios de entre 300 y 500 dólares.

En octubre el gobierno uruguayo aprobó la primera licencia a una empresa para la producción y utilización del cannabis medicinal.

Desde el campo científico, la experta uruguaya Raquel Peyraube advirtió estos días que "el cannabis no es la panacea universal" y que "es necesario estudiar en profundidad los componentes de la planta para prescribirla a un paciente". La médica es miembro de la Sociedad Uruguaya de Endo Cannabinoides y, en declaraciones recientes a dpa, denunció que en el país se habían detectado lo que calificó como estafadores y traficantes de esperanza, gente que estaba vendiendo productos adulterados como si fuera aceite de cannabis.

El uso medicinal del cannabis se suma a la venta regulada de marihuana en farmacias de Uruguay y se está en proceso de organizar el uso industrial de esa planta, con lo que se completará el proceso estipulado en la ley, aprobada en diciembre de 2013.

Fuente La Capital

Compartir

Comentarios