La veterinaria Rosandra Molina explicó en una charla con LV12 las conductas que tienen los animales ante los ruidos producidos por los fuegos artificiales. Recomendaciones.

Mientras los cohetes y fuegos artificiales explotan por el aire en las fiestas de fin de año para el disfrute de quienes los arrojan, las mascotas sufren.

Sin embargo, muchos son los que siguen utilizando cohetes, provocándoles más de un dolor de cabeza a los animales, principalmente a los perros y gatos.

En conversación con LV12, la veterinaria Rosandra Molina explicó que los perros y gatos tienen el oído más sensible que el de los seres humanos. Éstos sufren ansiedad, estrés y hasta se les acelera la frecuencia cardíaca ante los estruendos. Se pueden asustar, desorientar y perder, contó.

La profesional sostuvo que en general tienen una alteración de la conducta como respuesta adaptativa del organismo al estrés. “Responden de distinta forma, se rascan, se automutile, comen lo que no deben, cavan pozos y hasta se vuelven agresivos”, dijo.

Al ser consultada, recomendó suministrarle un sedante. “las gotitas son prácticas. Es un ansiolítico, que tranquiliza al animal, produciéndole una relajación muscular. Por ello no debe dársele de comer ni antes y unas horas después”, sentenció.

También es recomendable dejarlo en una habitación o lugar en el que pueda aislarlo de los ruidos de la pirotecnia, y hasta se puede poner música a fin de ayudar a que se distraiga.

 

Compartir

Comentarios