Como medida de prevención, el Servicio de Salud Mental del Centro de Salud Zenón Santillán brinda recomendaciones sobre el consumo de alcohol en los eventos.

Diversos estudios demostraron que un gran número de adolescentes entre 13 y 18 años ingiere bebidas alcohólicas, y que actualmente la edad de inicio de consumo es cada vez más temprana, en todas las clases sociales. Uno de los factores que predispone a esto es la necesidad del joven de reafirmar su identidad dejándose llevar por el grupo con cual se quiere identificar, durante esta etapa; la familia cumple un rol fundamental, brindando contención al adolescente. Los padres deben estar atentos a los cambios de comportamiento de sus hijos, es importante establecer el dialogo y preguntarle cómo se siente, y si observa cualquier cambio de comportamiento buscar ayuda profesional.

La naturalización del consumo de las bebidas alcohólicas es otro factor que influye en la problemática, las bebidas alcohólicas cultural y socialmente están aceptadas y es frecuente que en todos los festejos estén presentes. Para contrarrestar esto, es importante que los adultos construyan una actitud de consumo responsable de alcohol, promocionando hábitos de vida saludables y creando conciencia de los riesgos que tiene el consumo de bebidas alcohólicas.

Es así que, la doctora Patricia Garzón del Servicio de Salud Mental del hospital Centro de Salud,  comenta: “Es importante difundir que todas las bebidas alcohólicas sin importar la graduación, producen alteraciones físicas, afecta el nivel de conciencia, disminución de la respuesta a los reflejos, perdida de la percepción del tiempo y el espacio, coma alcohólico entre otros.   También  agrava el cuadro de la borrachera, la cantidad y la velocidad de la ingesta y  las características psicológicas y corporales de quien lo consume”.

Entonces es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

Los menores de 18 años no deben consumir ningún tipo de bebidas alcohólicas
En el caso que los adultos decidan consumirlas, deben hacerlo con moderación
Comer algo durante la ingesta, nunca beber con el estómago vacío
Recordar que las personas que conducen vehículos no deben tomar alcohol
No mezclar bebidas alcohólicas con psicofármacos, ni las diferentes bebidas alcohólicas entre sí
Recomendaciones para quien haya bebido demás:

Llevarlo a un lugar tranquilo y ventilado
Si se descompuso o desmayó, ponerlo de costado para que no se ahogue si vomita
Aflojarle la ropa
No dejarlo solo
Si esta despierto darle mucha agua
Pedir ayuda o llamar a la ambulancia
No permitirle manejar

Fuente /msptucuman.gov.ar

Compartir

Comentarios