En Punta del Este, hoteleros y restaurantes reintengran el IVA.

Si tomás un avión desde Buenos Aires a Mar del Plata y te alojás en un hotel 4 estrellas en la primera quincena de enero, pagarás unos 19800 pesos por el viaje y la estadía para dos personas. Contratar un pasaje de avión y un hotel en La Serena, Chile, costaría un poco más: 22.721 pesos. Llegar a Florianopolis, una de las playas brasileñas más cercanas, saldría 27804 pesos. Claro que Mar del Plata está a 415 kilómetros de la Capital Federal y Florianopolis y La Serena a unos 1750 kilómetros hacia un lado o hacia el otro.

Según este relevamiento de la consultora Focus Market, los precios de la costa atlántica están cada vez más caro. A eso hay que sumarle el costo de vida, que se encareció casi 24 por ciento en 2017, contra el 1,5% y el 1,6% de Chile y Brasil. Así, los gastos diarios de las vacaciones son más económicos en los países vecinos que en las playas bonaerenses.

En Uruguay, los precios son más altos. Pero Punta del Este repite este año algo que ya es habitual desde hace algunos veranos: devuelve el 10,5% de IVA a las compras con tarjetas de débito y crédito argentinas en hoteles y restaurantes. Los balnearios uruguayos ofrecen paquetes de 10.000 pesos para dos personas por una semana.

Una comida para dos personas en un restaurante argentino no baja de los 640 pesos, o 34 dólares. En Brasil, la tarifa promedio es de 31,34 dólares, según la web Preciosmundi.com, que compara precios de todo el mundo. En Chile y en Uruguay, salir a comer afuera es más caro: u$s 39,29 y u$s 48 en promedio, respectivamente.

El precio del combustible argentino (u$s 1,24 por litro de nafta) solo es más barato que el uruguayo (u$s 1,56). En Chile, el litro de nafta sale u$s 1,29 y en Brasil, u$s 1,30.

G.I

Compartir

Comentarios