¿Qué pasó?.

El mensaje de Trump es polémico por el hecho de que fue escrito por el inquilino de la Casa Blanca que durante décadas ha sido el garante efectivo de una era de 70 años de paz mundial.

hombre más poderoso del mundo inició un nuevo enfrentamiento impresionante con Corea del Norte este martes. Donald Trump presumió al líder Kim Jong-Un que tenía un arma nuclear “mucho más grande y poderosa”.

Los comentarios de Trump sobre su destreza nuclear, similares a "el mío es más grande que el suyo" de los insultos de colegiales, plantean nuevas preguntas sobre si el presidente ha reflexionado sobre el impresionante poder destructivo en su mando.

Su arrebato también eleva a Kim, líder de una autocracia empobrecida usando un programa nuclear para asegurar su supervivencia, a una confrontación de ojo por ojo junto con el presidente de los Estados Unidos.

"¿Alguien de su régimen empobrecido y hambriento le informa que yo también tengo un botón nuclear, pero es uno mucho más grande y más poderoso que el suyo?, ¡y mi botón funciona!", tuiteó Trump.

Las sanciones y “otras” presiones están comenzando a tener un gran impacto sobre Corea del Norte. Los soldados están escapando peligrosamente a Corea del Sur. El hombre cohete ahora quiere hablar con Corea del Sur por primera vez. Tal vez esas sean buenas noticias, tal vez no. ¡Ya veremos!

El tuit fue notable no solo por su contenido sino por el hecho de que fue escrito por un presidente, el titular de la oficina que durante décadas ha sido el garante efectivo de una era de 70 años de paz mundial impuesta por Estados Unidos.

Otros presidentes de Estados Unidos han considerado en privado el uso de armas nucleares desde que Harry Truman desencadenó la ira horrible de la guerra atómica sobre Hiroshima y Nagasaki para poner fin a la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Pero antes de Trump, ningún otro presidente de Estados Unidos ha hecho amenazas públicas y arrogantes como esa, aparentemente saboreando el poder que ejerce como la persona que podría, por sí mismo, desplegar el arsenal nuclear devastador de Estados Unidos en cuestión de minutos.

La apuesta de Trump es aún más arriesgada ya que probablemente una a los aliados de EU, enoje a potencias mundiales clave como Rusia y China que Washington necesita para resolver la disputa y porque nadie sabe cómo responderá el impredecible Kim.

"Llamarlo juvenil sería un insulto a los niños, por lo que hizo esta noche”, dijo el almirante retirado John Kirby, ex portavoz del Departamento de Estado y el Pentágono a Jake Tapper de CNN este martes.

Recomendamos: Trump dice que nunca llamaría "bajo y gordo" a Kim Jong-Un.

"Sí creo que en los pasillos del Pentágono y el Departamento de Estado habrá mucha preocupación por esto, pues él es el presidente de Estados Unidos. Sus tuits serán tomados como la política oficial”, dijo Kirby, ahora analista de CNN. "No hay duda de que darán lugar a errores y confusión por allí”.

AUMENTANDO EL MIEDO
La descarga de Trump suscitó dudas sobre qué tanto aprecia la gravedad de la disputa con Corea del Norte, tanto que Mike Mullen, exjefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos advirtió el domingo que se dirigen cada vez más a una guerra nuclear.

Esto inevitablemente aumentará el miedo en el noreste de Asia sobre que las tensiones entre EU y Corea del Norte podrían suscitar errores de cálculo que rápidamente podrían llevar al conflicto más desastroso en décadas.

Y su intervención también parece subestimar lo que ha sido un esfuerzo exitoso por lograr que las potencias mundiales sigan a EU para imponer las sanciones punitivas aún en el Norte estalinista.

Recomendamos: Quién es Kim Jong-un, el polémico líder norcoreano con muchos enemigos.

El presidente atacó después del mensaje de año nuevo de Kim, en el que advirtió que tenía un botón nuclear en su escritorio “en todo momento”.

El movimiento de Trump fue notable en muchos niveles.

Ilustra la forma en que ha convertido a los Estados Unidos de un baluarte de la estabilidad y la sobriedad en el sistema internacional a un agente de interrupción y la imprevisibilidad en su propia imagen volátil.

También socava la idea de que sus instintos impredecibles son refrenados por los funcionarios más experimentados de la administración, como el secretario de Defensa James Mattis.

No hubo una reacción inmediata por parte de la Casa Blanca o en otra parte del gobierno de Estados Unidos sobre el tuit impactante de Trump en la noche del martes.

Fuente expansion.mx

Compartir

Comentarios