El gobernador de Florida, Rick Scott, alertó a prepararse para enfrentar "condiciones climáticas extremadamente frías, incluyendo posibles acumulaciones de nieve, aguanieve o hielo".

El llamado "ciclón bomba", la ola polar de frío que cubre parte de Estados Unidos que ya dejó 12 muertos, provocará a fin de esta semana que la temperatura llegue a 37 grados bajo cero en el noreste del país.

Según informó el meteorólogo Taylor Regan, del Observatorio Mount Washington de Nueva Hampshire, la temperatura "caerá desde la noche de este viernes hacia el amanecer del sábado a menos 37°".

“La masa de aire ártico continuará fuerte sobre los dos tercios orientales del país hasta el final de la semana”, según el Servicio Nacional de Meteorología (NWS), que incidió en que se registrarán “temperaturas muy frías y vientos gélidos peligrosos” en esta zona.

Estiman que el ciclón dejará entre 15,24 y 30,48 centímetros de nieve en Nueva Inglaterra con ráfagas que tendrán la fuerza de un huracán, de 64 a 96 kilómetros por hora.

Los estados de la costa este, desde Maine hasta Florida y alrededor de 804 kilómetros, ya están advertidos por tormenta de invierno o alerta de tormenta de nieve

La CNN ya confirmó al menos 12 muertos durante la última semana por el frío ártico. En Wisconsin hubo seis, en Texas cuatro (dos en situación de calle),  uno en Dakota del Norte y otro en Missouri.

El fenómeno meteorológico por el que la presión baja al menos 24 milibares en 24 horas ya provocó que las cataratas del Niágara se congelaran. 

Hubo cientos de vuelos cancelados, escuelas y negocios clausurados y despertó temores de inundaciones costeras y cortes de energía.

Fuente lanueva.com

Compartir

Comentarios