Fue en Old Silver Beach, en el estado de Massachusetts, donde la temperatura llegó a los -22º

Una onda gélida proveniente del Artico y que desde hace varios días viene azotando partes de la costa este de Estados Unidos, contribuyó a que el frío alcanzara mínimos históricos desde Maine a Virginia Occidental.

Y donde se observaron imágenes extrañas fue en Old Silver Beach, al sur de Falmouth, en el estado de Massachusetts, donde los vecinos no podían creer que el mar se congelara debido a las bajísimas temperaturas y hasta pudieran caminar sobre él.

El sábado por la noche fue cuando se registró el frío más intenso, con marcas de -22º, que hicieron que el domingo la gente observara un espectáculo inédito, en especial porque en verano suele ser utilizado para la práctica de deportes.

Fuente eldia.com

Compartir

Comentarios