El descargo fue por Facebook y lo borró en pocos minutos. "Se lo merecía", escribió.


Belén Arzola, la mujer que se hizo tristemente conocida en Bahía Blanca por un video en el que se la veía dándole una paliza brutal a su hija por una tablet, ahora rompió el silencio y a través de Facebook intentó justificar lo que había hecho. "Se lo merecía", escribió y agregó: "Me escondió la tablet".

El insólito argumento duró apenas unos minutos en la red y lo borró, pero fue suficiente para causar todavía más indignación y que algunos usuarios hicieran capturas de sus posteos para mantener el escrache público contra la mujer.

"Yo soy la madre y tengo derecho a mandar con mis hijas, y ustedes no se tienen que ni meter siquiera ni tampoco escracharme por que la cagada a palos se lo merecía, no le pegué por que quería y ahora todos estos hijos de putas!!. Y a mi no me van a quitar mis hijos" , decía parte de su descargo.

La cuenta, en la que figuraba en la descripción de su puesto laboral "cuidando y amando a mis hijas", ya fue eliminada y se realizó una medida de abrigo para las tres menores para darles protección y resguardo ante las amenazas y vulneración de sus derechos. 

La imagen puede contener: texto

G.I

Compartir

Comentarios