"El vicegobernador Jaldo se comprometió a hablar con el gobernador cuando regrese de sus vacaciones y a tratar de rever la medida", señaló el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Tucumán, Emilio Alves.



El vicegobernador Osvaldo Jaldo, a cargo del Poder Ejecutivo, recibió ayer al presidente del Colegio de Farmacéuticos, Emilio Alves y al Defensor del Pueblo, Fernando Juri Debo, quienes le  plantearon sus quejas con respecto a las últimas modificaciones que se realizaron en el Código Tributario en la Provincia, que impactaron directamente en las alícuotas que venía pagando el sector.

Tras el encuentro, Alves dijo que el cambio de alícuota pone en riesgo las prestaciones de las farmacias a las obras sociales "porque no estamos económicamente ni financieramente preparados para una cosa así. Las farmacias de sus ganancias  deben tributar el 50 % en bonificación para las obras sociales. Nosotros no podemos trasladar esos incrementos a los medicamentos, ya que los precios de los mismos lo fija el Estado nacional". 

Alvez explicó que "con el aumento de la alícuota de ingresos brutos no podemos trasladar a un mayor costo a los medicamentos, entonces nos vemos con la imposibilidad de poder prestar servicio a las obras sociales. El aumento nuestro es de un 40% y a las droguerías, que son nuestros proveedores, les han subido el 100% de la alícuota, entonces si yo tengo una rentabilidad bruta de un 30% y tengo que dejar a la obra social un 15% de promedio, me queda la mitad de mi utilidad y con eso tengo que afrontar la suba de impuestos y lo que tengo que pagar", especificó. 

El titular del cuerpo colegiado destacó la respuesta que obtuvo del Ejecutivo provincial y manifestó que "el vicegobernador Jaldo se comprometió a hablar con el gobernador cuando regrese de sus vacaciones y para tratar de rever la medida porque la entendió perfectamente y vio que la cosa es inviable. No queremos ninguna medida que altere la paz social porque solamente está la salud de la población, está también la cuestión que si baja la actividad habrá problemas con los empleados, con los propios farmacéuticos y con el cierre de farmacias. Es complicada la situación", advirtió.

De la reunión también participaron Sergio Barilari de la Asociación de Farmacias de Tucumán y  Claudio Guevara del Círculo de Farmacéutico del Sud.

G.I

Compartir

Comentarios