El intendente de Bella Vista hizo de "nexo" para que se reunieran las partes, en un encuentro del que participó el vicegobernador, a cargo del Ejecutivo, Osvaldo Jaldo. El jefe municipal dijo que "la sociedad no quiere peleas". Habló de un acercamiento entre Cano y García, y no dejó afuera a Roberto Sánchez.



El intendente de Bella Vista, Sebastián Salazar, contó cuál fue su rol e hizo un análisis de la reunión que mantuvieron ayer el intendente de Yerba Buena, Mariano Campero, y el legislador Ariel García, encuentro del que también fue protagonista el vicegobernador, a cargo del Ejecutivo, osvaldo Jaldo. 

"Hicimos el esfuerzo para traatr de acercar a dos amigos como es el legislador Ariel García y el intendente de Yerba Buena, Mariano Campero . Nunca puede estar ausente el diálogo, que creo que es lo que estaba faltando, entonces la verdad que celebro porque me ha causado una gran satisfacción hacer el esfuerzo para juntar a ambos en la mesa y encaminar un proceso de diálogo con muchas coincidencias y diferencias, pero lo que no puede faltar es esa mesa de diálogo para acordar cuestiones que lo único que tienen que ver es con llevar soluciones a los vecinos de Yerba Buena", señaló el jefe municipal. 

"Hemos hecho de nexo y creo que ambas partes se han llevado algo bueno de esta reunión. La idea era tratar de comulgar entre todos juntos y ponerse como meta el tema del funcionamiento del Concejo que era una preocupación que creo que ya había pasado los límites de la ciudad de Yerba Buena", agregó.

Salazar agradeció la predisposición de ambos dirigentes a la hora de ser convocados a una mesa de diálogo y valoró la presencia de Jaldo.

"Quiero agradecerle al intendente Campero porque ha tenido una muy buena predisposición y al legislador García que también tiene un fuerte protagonismo en la política de la provincia. Ha sido un gusto de participar de esa mesa y que se haya dado el puntapié inicial en esa mesa de diálogo", remarcó. 

Consultado sobre la posibilidad de poder zanjar las diferencias entre Ariel García y josé Cano, respondió que "la sociedad no quiere peleas y la verdad que reniega de eso. Creo que a los vecinos les está molestando estos conflictos que hay y creo que tienen que solucionarlo y más dentro de un mismo espacio político. Nunca hay que negarse al diálogo. Esperemos en algún momento poder colaborar, si es necesario, en tratar de acercar posiciones", indicó. 

Respecto a la posición del intendente de Concepción, Roberto Sánchez, dijo que "también fue un tema que se ha hablado, con Mariano lo he charlado para tratar de conversar y avanzar y hacer los esfuerzos necesarios para juntar a las partes. Lo que quiere la sociedad de un intendente es que gestione cosas para su municipio y un concejo que funcione y acompañe a su intendente más allá de las coincidencias y diferencias. Asi que vamos hacer el esfuerzo de sentarnos con Roberto y con los diferentes actores".   

G.I

Compartir

Comentarios