La iniciativa será encarada por la Modalidad de Educación en Contextos de Privación de la Libertad que se lleva a cabo durante todo el año en institutos penitenciarios y de menores en conflicto con la ley.


 

La Modalidad de Educación en Contextos de Privación de la Libertad centra su tarea en garantizar el derecho a la Educación de todas las personas privadas de la libertad para promover su formación integral y desarrollo pleno. Incluye a quienes están involucrados en procesos judiciales, en carácter de procesados o condenados, y se encuentran alojados en instituciones de encierro. El ejercicio del derecho a la educación, no admite ningún tipo de limitación ni discriminación relacionada a la situación de privación de la libertad. El acceso al sistema educativo y a la vida cultural en condiciones dignas, contribuyen a la inclusión social.

La Modalidad propicia que la escuela en Contextos de Privación de Libertad sea un espacio en el cual cada persona sea considerada como un sujeto de derecho. El desempeño de las tareas y los vínculos que se establecen entre los miembros de la comunidad educativa,  ayudan a reducir la vulnerabilidad y/o mejorar la situación de cada alumno en el ámbito personal, emocional y social.

"Esta modalidad se dedica a llevar la oferta educativa  que el Ministerio de Educación propone a los institutos penitenciarios, a los institutos de adolescentes y jóvenes en conflicto con la ley y a los institutos de tratamiento de adicciones. Lo que nosotros hacemos es llevar la escuela y construir escuela en estos espacios desde la perspectiva de que todas las personas tienen derecho a una educación de calidad", explicó Lucas Stambole, referente de la modalidad del Ministerio de Educación. 

El funcionario anunció que la tarea que llevan adelante durante el ciclo lectivo se extenderá durante las vacaciones con una escuela de verano, tal como funcionan en los distintos establecimientos educativos. 

"Ahora en verano tenemos una tarea distinta, en realidad como en la mayoría de las escuelas, estamos tratando de implementar una escuela de verano que tiene propuestas más flexibles, más vinculadas con la recreación, el entretenimiento, pero que busca sostener ese espacio escolar que es fundamental para la vida cotidiana de estas personas", explicó. 

Stambole destacó la respuesta que tienen desde las distintas unidades, al decir que "se los ha visto muy entusiasmados en participar  de esta oferta de verano y también preocupados e inquietos por cómo continúa la oferta y cada uno de los servicios durante este año". 

El referente de la modalidad insistió en que "todas las personas que estén privadas de la libertdad tienen derecho a acceder al servicio educativo y a nosotros nos toca hacer las adecuaciones que sean necesarias para que este servicio pueda llegar a cada uno. Es una tarea compleja, pero inspiradora y a nosotros nos apasiona", concluyó. 

G.I

Compartir

Comentarios