En Mar del Plata, el equipo de Claudio Biaggio superó por 3-1 a Defensa y Justicia.

El fútbol veraniego tuvo su estreno y, como no podría ser de otra manera, fue en el estadio José María Minella de Mar del Plata: San Lorenzo se impuso 3-1 ante Defensa y Justicia.

El Ciclón, que todavía no sumó refuerzos (negocia por Ángel González de Godoy Cruz y Javier Gravi de Danubio de Uruguay) fue más que el Halcón y se quedó con una justa victoria, pese a haber presentado una formación alternativa. El oportunismo de Reniero Nicolás Reniero marcó el camino y la calidad de Alexis Castro hizo que la historia sea irremontable para el rival.

Con apellidos como los de Fabricio Coloccini, Víctor Salazar y Leandro Romagnoli, que sumaron pocos minutos en el último semestre, más los debutantes Franco Moyano y Elías Pereyra –de una historia de vida conmovedora-, los de Boedo sacaron ventaja en el primer tiempo y golpearon de entrada en el complemento.

Los dirigidos por Juan Pablo Vojvoda, que confirmaron su primera incorporación ayer –el defensor de Boca Nahuel Molina– y sufrieron nueve bajas, entre las que se destacan las de Hernán Fredes, Gonzalo Castellani e Ignacio Rivero, no pudieron encontrarle la vuelta al partido y pagaron caro sus desatenciones en la última línea. Apenas pudieron descontar a través de Fernando Márquez.

La acción de verano seguirá con el choque entre Huracán y Banfield también en Mar del Plata; y el duelo de Talleres con Atlético Tucumán en Salta (ambos mañana viernes 13). El sábado 14 será el turno de Independiente, que se topará con Gimnasia de La Plata en el Minella.

Fuente Infobae y Clar{in

Compartir

Comentarios