Es en respuesta a una conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo, que los instó a retomar sus actividades laborales.

La protesta en Bunge y el mar se desconcentró y cada guardavidas está volviendo a su puesto. Tienen tiempo hasta las 16.30 (previendo que muchos vinieron desde Carió, Valeria del Mar y Ostende)

También se definió que el lunes se reunirán a continuar negociando ambas partes: la Asociación de Guardavidas de Pinamar (A.G.P) y la Asociación de Concesionarios de Balnearios (A.C.B).

Fuente La Nación

Compartir

Comentarios